Codificación de tarjetas con impresoras

La codificación de tarjetas con impresoras es un proceso que consiste en grabar información en una tarjeta mediante un dispositivo electrónico que se conecta a una impresora. 

La información puede ser de diferentes tipos, como datos personales, profesionales, comerciales o de seguridad. La codificación de tarjetas con impresoras se puede realizar con diferentes tecnologías, como bandas magnéticas, tarjetas inteligentes o RFID

Cotiza tu impresora ahora mismo

¿Qué es la codificación de tarjetas con impresoras?

La codificación de tarjetas con impresoras es un método de personalización de tarjetas que permite almacenar información en una tarjeta mediante un codificador que se conecta a una impresora. 

El codificador es un dispositivo electrónico que genera un campo magnético o eléctrico que cambia la polaridad o el estado de las partículas o los circuitos que componen la tarjeta. 

El codificador puede ser interno o externo a la impresora, y puede codificar una o varias pistas o zonas en la tarjeta. Cada pista o zona tiene un ancho y una densidad de datos determinados, y puede contener caracteres alfanuméricos o numéricos.

La codificación de tarjetas con impresoras se realiza después o al mismo tiempo que la impresión de la tarjeta, que consiste en transferir imágenes, textos, logos o códigos de barras sobre la superficie de la tarjeta mediante una impresora. 

La impresora puede ser de sublimación térmica, transferencia térmica, retransferencia o inyección de tinta, según el tipo de tarjeta y el tipo de impresión que se quiera obtener.

¿Qué ventajas tiene la codificación de tarjetas con impresoras?

La codificación de tarjetas con impresoras tiene varias ventajas que la hacen una opción recomendable para imprimir tarjetas personalizadas y funcionales. Algunas de ellas son:

  • Permite almacenar información en la tarjeta que no se puede imprimir o que se quiere proteger de la manipulación o el borrado.
  • Aumenta la seguridad y la fiabilidad de la tarjeta, al dificultar su clonación, falsificación o alteración.
  • Amplía las posibilidades de uso de la tarjeta, al permitir su lectura o escritura con dispositivos electrónicos como lectores, terminales o móviles.
  • Mejora la eficiencia y la productividad de la tarjeta, al facilitar el procesamiento, la gestión y el control de los datos.
Zebra ZXP Series 9: Qué es y para qué sirve

¿Qué tipos de codificación existen?

Existen diferentes tipos de codificación de tarjetas con impresoras según la tecnología que se utilice para grabar la información en la tarjeta. Algunos de los más comunes son:

Codificación de bandas magnéticas

Consiste en almacenar información en una banda magnética que se encuentra en el reverso de la tarjeta. La banda magnética contiene partículas de óxido de hierro que se pueden magnetizar en una dirección o en otra. 

La información se codifica en forma de bits, con cada bit representado por la orientación de las partículas magnéticas. La codificación de bandas magnéticas se realiza con un codificador de bandas magnéticas que se conecta a una impresora de tarjetas

La codificación de bandas magnéticas se utiliza para tarjetas de crédito, débito, identificación o acceso.

Codificación de tarjetas inteligentes

Consiste en almacenar información en un chip que se encuentra en el interior o en la superficie de la tarjeta. El chip contiene un circuito integrado que se puede leer o escribir mediante contactos eléctricos o por radiofrecuencia. 

La información se codifica en forma de bytes, con cada byte representado por el estado de los transistores del circuito. La codificación de tarjetas inteligentes se realiza con un codificador de tarjetas inteligentes que se conecta a una impresora de tarjetas. 

La codificación de tarjetas inteligentes se utiliza para tarjetas de identificación, fidelización, transporte o pago.

Codificación de RFID

Consiste en almacenar información en una etiqueta RFID que se encuentra en el interior o en la superficie de la tarjeta. La etiqueta RFID contiene una antena y un chip que se pueden leer o escribir por radiofrecuencia. 

La información se codifica en forma de bits, con cada bit representado por el estado de los transistores del chip. La codificación de RFID se realiza con un codificador de RFID que se conecta a una impresora de tarjetas. 

La codificación de RFID se utiliza para tarjetas de acceso, inventario, seguimiento o localización.

¿Cómo puedes codificar tus propias tarjetas?

Si quieres codificar tus propias tarjetas, puedes hacerlo siguiendo estos pasos:

  • Elige una impresora adecuada para codificar tarjetas. Puede ser una impresora doméstica o una impresora profesional, según el tipo de codificación que quieras realizar.
  • Conecta el codificador a la impresora mediante un cable USB o una conexión inalámbrica. Puede ser un codificador interno o externo, según el tipo de codificación que quieras realizar.
  • Crea tu diseño de tarjeta con un programa informático o elige una plantilla predefinida. Puedes incluir imágenes, textos, logos o códigos de barras que se imprimirán sobre la tarjeta.
  • Inserta la tarjeta en blanco en el cargador de la impresora y selecciona el tipo de codificación que quieras realizar. Puedes codificar una o varias pistas o zonas en la tarjeta, según el tipo de codificación que quieras realizar.
  • Inicia la codificación y la impresión y recoge tu tarjeta personalizada y codificada.
Cotiza tu impresora ahora mismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio