Códigos de barras en medicamentos

Los códigos de barras son un sistema de identificación que consiste en una serie de líneas paralelas de distinto grosor y espaciado que representan una información numérica o alfanumérica. Los códigos de barras se pueden leer mediante un escáner o un lector óptico que los decodifica y los transmite a un ordenador o a una base de datos.

Se utilizan en muchos sectores y ámbitos, como el comercial, el industrial, el logístico o el sanitario. En este último, los códigos de barras tienen una gran importancia, ya que permiten identificar y rastrear los medicamentos desde su fabricación hasta su dispensación, garantizando su calidad, seguridad y trazabilidad.

Pero ¿qué tipos de códigos de barras existen en los medicamentos? ¿Qué información contienen y cómo se pueden leer? ¿Qué beneficios aportan a los pacientes, los profesionales y el sistema de salud? Veamos algunas respuestas a estas preguntas.

Cotiza tu impresora ahora mismo

¿Qué tipos de códigos de barras existen en los medicamentos?

Existen diferentes tipos de códigos de barras que se pueden usar en los medicamentos, según el formato, el contenido y el propósito. Algunos de los más comunes son:

  • Código EAN: Es el código de barras más utilizado en el mundo, y se compone de 13 dígitos que identifican el producto, el fabricante y el país de origen. Se usa principalmente para el control de inventario y la gestión de precios.
  • Código Datamatrix: Es un código de barras bidimensional que tiene forma de cuadrado o rectángulo y que puede almacenar hasta 2.335 caracteres alfanuméricos. Se usa principalmente para el control de la falsificación y la verificación de los medicamentos, ya que contiene información como el código del producto, el número de serie, el lote y la fecha de caducidad.
  • Código QR: Es un código de barras bidimensional que tiene forma de cuadrado y que puede almacenar hasta 4.296 caracteres alfanuméricos. Se usa principalmente para el acceso a información adicional sobre los medicamentos, como el prospecto, la ficha técnica o la página web del fabricante.

¿Qué información contienen y cómo se pueden leer los códigos de barras en los medicamentos?

La información que contienen los códigos de barras en los medicamentos depende del tipo de código y del nivel de agregación. El nivel de agregación se refiere al grado de detalle que se puede obtener de cada código, según el envase o la unidad del medicamento. Los niveles de agregación son:

  • Nivel 1: Se refiere al código de barras que identifica el envase primario o la unidad mínima del medicamento, como una ampolla, una cápsula o un comprimido. Este código suele ser un Datamatrix que contiene el código del producto, el número de serie, el lote y la fecha de caducidad.
  • Nivel 2: Se refiere al código de barras que identifica el envase secundario o la unidad de consumo del medicamento, como una caja, un blíster o un frasco. Este código suele ser un EAN que contiene el código del producto, el fabricante y el país de origen.
  • Nivel 3: Se refiere al código de barras que identifica el envase terciario o la unidad de distribución del medicamento, como una caja de cartón, un palet o un contenedor. Este código suele ser un EAN que contiene el código del producto, el fabricante y el país de origen.

Los códigos de barras en los medicamentos se pueden leer mediante diferentes dispositivos, como lectores ópticos, escáneres, teléfonos móviles o tabletas.

Estos dispositivos deben estar conectados a una base de datos o a una plataforma que permita verificar y validar la información de los códigos, como el Sistema Nacional de Control de Medicamentos (SNCM) o el Sistema Español de Verificación de Medicamentos (SEVEM).

Cómo verificar un código de barras

¿Qué beneficios aportan los códigos de barras en los medicamentos?

Los códigos de barras en los medicamentos aportan múltiples beneficios a los pacientes, los profesionales y el sistema de salud, como:

  • Mejorar la calidad y la seguridad de los medicamentos: Los códigos de barras permiten identificar y rastrear los medicamentos desde su fabricación hasta su dispensación, evitando errores, confusiones, falsificaciones o caducidades. Además, permiten acceder a información adicional sobre los medicamentos, como el prospecto, la ficha técnica o la página web del fabricante.
  • Facilitar la gestión y la logística de los medicamentos: Los códigos de barras permiten controlar el inventario y el stock de los medicamentos, optimizando el espacio, el tiempo y los recursos. Además, permiten agilizar los procesos de compra, venta, distribución y devolución de los medicamentos, reduciendo los costes y los desperdicios.
  • Mejorar la atención y la adherencia de los pacientes: Los códigos de barras permiten personalizar y monitorizar el tratamiento de los pacientes, garantizando la dosis, la frecuencia y la duración adecuadas. Además, permiten mejorar la comunicación y la educación de los pacientes, facilitando el acceso a información relevante y fiable sobre los medicamentos.
Cotiza tu impresora ahora mismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio