Por qué no funciona un lector de códigos de barras

Los lectores de códigos de barras son dispositivos electrónicos que permiten leer e interpretar la información contenida en los códigos de barras, que son representaciones gráficas de datos numéricos o alfanuméricos. 

Los códigos de barras se utilizan para identificar productos, servicios, documentos, entre otros usos. Los lectores de códigos de barras facilitan el registro, el control y la gestión de la información, así como la automatización de procesos y la reducción de errores humanos.

Cotiza tu impresora ahora mismo

¿Qué tipos de lectores de códigos de barras existen?

Antes de entrar en detalle sobre los posibles problemas que pueden afectar al funcionamiento de un lector de códigos de barras, es importante conocer los diferentes tipos de lectores que existen y cómo funcionan. 

Según el método de lectura que emplean, se pueden clasificar en:

  • Lectores de contacto: Son los que requieren que el lector esté en contacto directo con el código de barras para poder leerlo. Suelen tener una forma de lápiz o pistola y se deslizan sobre el código de barras. Son los más económicos y sencillos, pero también los más lentos y los que más desgaste sufren.
  • Lectores de barrido: Son los que proyectan una línea de luz láser sobre el código de barras y captan el reflejo de la luz para interpretar el código. No necesitan estar en contacto con el código de barras, pero sí mantener una distancia y un ángulo adecuados. Son más rápidos y precisos que los de contacto, pero también más caros y sensibles a las condiciones de iluminación.
  • Lectores de imagen: Son los que utilizan una cámara o un sensor para capturar una imagen del código de barras y luego procesarla con un software para extraer la información. No dependen de la distancia ni del ángulo, y pueden leer códigos de barras bidimensionales, como los QR. Son los más avanzados y versátiles, pero también los más costosos y los que más recursos consumen.

Los beneficios de usar códigos de barras para mejorar la trazabilidad y la eficiencia de tu cadena de suministro

¿Qué factores pueden afectar al lector de códigos de barras?

Una vez que conocemos los tipos de lectores de códigos de barras que existen, podemos analizar algunos de los factores que pueden influir en su correcto funcionamiento. 

Estos factores pueden ser internos o externos al lector, y pueden provocar que el lector no detecte el código de barras, lo lea de forma errónea o lo interprete de forma incorrecta. 

Algunos de estos factores son:

  • La calidad del código de barras: El código de barras debe estar impreso con una resolución, un contraste y una definición adecuados, para que el lector pueda distinguir las barras y los espacios que lo componen. Si el código de barras está borroso, manchado, dañado o deformado, el lector puede tener dificultades para leerlo o puede leerlo mal. 
  • La configuración del lector: El lector de códigos de barras debe estar configurado correctamente, para que pueda reconocer el tipo de código de barras que se le presenta, el formato de los datos que contiene y el protocolo de comunicación que debe usar para transmitirlos. Si el lector no está configurado para el tipo de código de barras que se le presenta, puede ignorarlo o interpretarlo mal. Si el lector no está configurado para el formato de los datos que contiene el código de barras, puede omitirlos o alterarlos. Si el lector no está configurado para el protocolo de comunicación que debe usar, puede no enviar los datos o enviarlos de forma errónea.
  • La conexión del lector: El lector de códigos de barras debe estar conectado correctamente al dispositivo o al sistema al que debe enviar los datos que lee. La conexión puede ser por cable o por inalámbrica, y debe garantizar una transmisión rápida, segura y estable de los datos. Si la conexión está defectuosa, interrumpida o saturada, el lector puede no enviar los datos o enviarlos de forma incompleta o distorsionada.
  • Las condiciones ambientales: El lector de códigos de barras debe operar en unas condiciones ambientales adecuadas, que no afecten a su rendimiento ni a su durabilidad. Las condiciones ambientales pueden incluir la temperatura, la humedad, el polvo, la suciedad, las vibraciones, el ruido, la iluminación, entre otros factores. Si el lector está expuesto a condiciones ambientales extremas o adversas, puede sufrir daños, descalibraciones o interferencias que afecten a su funcionamiento.

¿Cómo solucionar los problemas de un lector de códigos de barras?

Si detectamos que un lector de códigos de barras no funciona correctamente, debemos identificar la causa del problema y aplicar la solución adecuada. Algunas de las soluciones más comunes son:

  • Limpiar el lector: Debemos limpiar el lector de códigos de barras periódicamente, para eliminar el polvo, la suciedad o los residuos que puedan obstruir o ensuciar el lente, el sensor o la cámara del lector. Podemos usar un paño suave y seco, o un hisopo de algodón humedecido con alcohol isopropílico, para limpiar el lector con cuidado y sin ejercer mucha presión. 
  • Calibrar el lector: Debemos calibrar el lector de códigos de barras periódicamente, para ajustar su sensibilidad, su enfoque y su alineación. Podemos usar un código de barras de calibración, que suele venir con el lector o se puede descargar de internet, para que el lector lo lea y se autoajuste. También podemos usar un software de configuración, que suele venir con el lector o se puede descargar de internet, para modificar los parámetros del lector según nuestras necesidades.
  • Revisar el código de barras: Debemos revisar el código de barras que queremos leer, para verificar que esté impreso correctamente, que tenga un tamaño y una orientación adecuados, y que no esté dañado o deformado. Podemos usar otro lector de códigos de barras, que sepamos que funciona bien, para comprobar si el código de barras es legible o no. Si el código de barras está defectuoso, debemos reemplazarlo o reimprimirlo.
  • Revisar la conexión: Debemos revisar la conexión del lector de códigos de barras al dispositivo o al sistema al que debe enviar los datos, para verificar que esté bien conectado, que tenga la potencia y la velocidad suficientes, y que no haya interferencias o cortes. Podemos usar otro cable o puerto, si la conexión es por cable, o cambiar la frecuencia o el canal, si la conexión es inalámbrica, para mejorar la transmisión de los datos.
  • Revisar las condiciones ambientales: Debemos revisar las condiciones ambientales en las que opera el lector de códigos de barras, para verificar que no sean extremas o adversas, y que no afecten al rendimiento o a la durabilidad del lector. Podemos usar un termómetro, un higrómetro, un medidor de luz, un medidor de ruido, entre otros instrumentos, para medir las condiciones ambientales y compararlas con las especificaciones del lector. Si las condiciones ambientales son inadecuadas, debemos cambiar el lector de lugar o protegerlo con algún elemento aislante o amortiguador.

¿Qué beneficios tiene un lector de códigos de barras que funciona bien?

  • Ahorro de tiempo y recursos: Un lector de códigos de barras nos permite leer e introducir los datos de forma rápida y automática, sin necesidad de teclearlos manualmente o de usar otros medios más lentos o costosos. 
  • Mejora de la productividad y la eficiencia: Un lector de códigos de barras nos permite agilizar y simplificar los procesos que involucran el manejo de la información, como el inventario, la facturación, el despacho, el seguimiento, entre otros. 
  • Mayor seguridad y confiabilidad: Un lector de códigos de barras nos permite verificar y validar la información que se lee, para asegurarnos de que sea correcta y completa. 

¿Cómo elegir el lector de códigos de barras adecuado?

Para elegir el lector de códigos de barras adecuado para nuestras necesidades, debemos tener en cuenta una serie de factores, que pueden variar según el tipo, el uso y el entorno de aplicación del lector. 

Algunos de estos factores son:

El tipo de código de barras

Debemos elegir un lector de códigos de barras que sea compatible con el tipo de código de barras que queremos leer, ya sea unidimensional o bidimensional, y con el formato o el estándar que se usa, como el EAN, el UPC, el QR, entre otros. 

No todos los lectores pueden leer todos los tipos de códigos de barras, por lo que debemos asegurarnos de que el lector que elijamos pueda reconocer el código de barras que se le presenta.

La distancia de lectura

Debemos elegir un lector de códigos de barras que tenga la distancia de lectura adecuada para el tamaño y la ubicación del código de barras que queremos leer. 

La distancia de lectura es la distancia máxima a la que el lector puede leer el código de barras con precisión. 

Si el código de barras es pequeño o está lejos, debemos elegir un lector que tenga una distancia de lectura mayor. Si el código de barras es grande o está cerca, debemos elegir un lector que tenga una distancia de lectura menor.

La movilidad del lector

Debemos elegir un lector de códigos de barras que tenga la movilidad adecuada para el grado de movilidad que requiere el operador o el usuario del lector. 

La movilidad del lector se refiere a la capacidad de mover el lector de un lugar a otro, sin limitaciones o restricciones. 

Si el operador o el usuario necesita moverse con frecuencia o a largas distancias, debemos elegir un lector que sea inalámbrico, portátil y ligero. Si el operador o el usuario no necesita moverse o lo hace a cortas distancias, debemos elegir un lector que sea alámbrico, fijo o pesado.

La resistencia del lector

Debemos elegir un lector de códigos de barras que tenga la resistencia adecuada para las condiciones ambientales a las que está expuesto el lector. 

La resistencia del lector se refiere a la capacidad de soportar los impactos, las caídas, las temperaturas, la humedad, el polvo, el agua, entre otros factores que pueden dañar o deteriorar el lector. 

Si el lector está expuesto a condiciones ambientales extremas o adversas, debemos elegir un lector que sea robusto, duradero y a prueba de golpes. Si el lector no está expuesto a condiciones ambientales extremas o adversas, debemos elegir un lector que sea normal, sencillo y económico.

Cotiza tu impresora ahora mismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio