¿Qué es y cómo funciona el RFID?

El RFID (Radio Frequency Identification) es una tecnología que permite identificar objetos, personas o animales de forma remota y sin contacto, mediante el uso de ondas de radio. 

El RFID se utiliza para diversas aplicaciones, como el control de acceso, el seguimiento de inventario, la gestión de la cadena de suministro, el pago sin contacto y más. 

Cotiza tu impresora ahora mismo

¿Qué es el RFID y para qué sirve?

El RFID es un sistema de identificación automática que utiliza dispositivos llamados etiquetas o tags, que contienen un chip y una antena, y que se pueden adherir o incorporar a los objetos, personas o animales que se quieren identificar. 

El RFID también utiliza dispositivos llamados lectores o interrogadores, que emiten y reciben ondas de radio, y que se pueden conectar a una computadora o a una red para procesar y almacenar los datos. 

El RFID sirve para lo siguiente:

  • Identificar de forma única y global cada objeto, persona o animal, al asignarle un código o un número de serie que lo diferencia de los demás y que contiene información relevante sobre el mismo.
  • Registrar de forma rápida y precisa cada movimiento o transacción del objeto, persona o animal, al escanear la etiqueta en cada punto de la cadena de suministro o del proceso logístico y enviar los datos a la computadora o a la red.
  • Rastrear y localizar el objeto, persona o animal en cualquier momento y lugar, al consultar la información almacenada en la computadora o en la red y visualizar el historial y la ubicación del mismo.
  • Comunicar y compartir la información del objeto, persona o animal con los demás actores de la cadena de suministro o del proceso logístico, al utilizar estándares internacionales de codificación y transmisión de datos que facilitan la interoperabilidad y la compatibilidad entre los sistemas.

¿Cómo funciona el RFID?

El funcionamiento del RFID se basa en el principio de la comunicación por radiofrecuencia, que consiste en transmitir y recibir datos mediante ondas de radio. El proceso es el siguiente:

  • El lector o interrogador emite una señal de radio dentro de un rango de frecuencia y de alcance determinado, que puede variar según el tipo de RFID que se utilice.
  • La etiqueta o tag recibe la señal de radio y se activa, enviando una respuesta que contiene el código o el número de serie del objeto, persona o animal al que está asociada, así como otra información que se haya almacenado en el chip.
  • El lector o interrogador recibe la respuesta de la etiqueta o tag y la interpreta, extrayendo los datos que le interesan y enviándolos a la computadora o a la red para su procesamiento y almacenamiento.
La identificación de personal: mejor control y acceso a tu empresa

¿Qué tipos de RFID existen?

Existen diferentes tipos de RFID según la frecuencia de radio que se utilice, la fuente de alimentación de la etiqueta o tag y la capacidad de almacenamiento y lectura de la misma. Los tipos de RFID más comunes son:

  • RFID de baja frecuencia (LF): Utiliza una frecuencia de radio de 125 o 134 kHz y tiene un alcance de lectura de unos pocos centímetros. La etiqueta o tag se alimenta por inducción electromagnética y tiene una capacidad de almacenamiento y lectura limitada. Se utiliza para identificar animales, controlar el acceso o verificar la autenticidad de documentos.
  • RFID de alta frecuencia (HF): Utiliza una frecuencia de radio de 13,56 MHz y tiene un alcance de lectura de unos pocos metros. La etiqueta o tag se alimenta por inducción electromagnética y tiene una mayor capacidad de almacenamiento y lectura que el RFID de baja frecuencia. Se utiliza para identificar libros, tarjetas de crédito, pasaportes o etiquetas inteligentes.
  • RFID de ultra alta frecuencia (UHF): Utiliza una frecuencia de radio de 860 a 960 MHz y tiene un alcance de lectura de hasta 12 metros. La etiqueta o tag se alimenta por inducción electromagnética o por una batería y tiene una gran capacidad de almacenamiento y lectura. Se utiliza para identificar productos, envases, vehículos o contenedores.

Además de la frecuencia, los RFID se pueden clasificar según la fuente de alimentación de la etiqueta o tag en:

  • RFID pasivo: La etiqueta o tag no tiene batería y se alimenta por la señal de radio que recibe del lector o interrogador. Tiene un menor coste, un menor tamaño y una mayor durabilidad, pero también una menor capacidad de almacenamiento y lectura y un menor alcance de lectura.
  • RFID activo: La etiqueta o tag tiene batería y se alimenta por la misma. Tiene un mayor coste, un mayor tamaño y una menor durabilidad, pero también una mayor capacidad de almacenamiento y lectura y un mayor alcance de lectura.

¿Qué ventajas tiene el RFID?

El RFID tiene varias ventajas que lo hacen una tecnología útil y eficiente para la identificación y la trazabilidad de objetos, personas o animales. Algunas de ellas son:

  • Permite identificar de forma rápida y precisa una gran cantidad de objetos, personas o animales sin necesidad de una línea de visión directa entre el lector o interrogador y la etiqueta o tag, lo que ahorra tiempo y recursos.
  • Permite almacenar y leer una mayor cantidad de información que otros sistemas de identificación, como los códigos de barras o los códigos QR, lo que facilita el acceso y la gestión de los datos.
  • Permite rastrear y localizar los objetos, personas o animales en tiempo real, lo que mejora la seguridad, la calidad y la eficiencia de los procesos logísticos o de la cadena de suministro.
  • Permite comunicar y compartir la información de los objetos, personas o animales con los demás actores de los procesos logísticos o de la cadena de suministro, lo que mejora la coordinación, la colaboración y la satisfacción de los clientes.
Cotiza tu impresora ahora mismo

1 comentario en “¿Qué es y cómo funciona el RFID?”

  1. Pingback: Qué puedes imprimir con una una impresora de credenciales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio