Ventajas de comprar una impresora de etiquetas

No importa si es para uso personal o empresarial, diseñar y fabricar tus propias etiquetas resulta ser un proceso totalmente eficaz cuando se tiene el equipo adecuado.

En ocasiones, el diseño e imagen que se le dan a las etiquetas depende totalmente del propósito que se tenga. Sin embargo, para obtener una buena serie de etiquetas es importante tener una gran impresora que las fabrique, es decir una impresora de etiquetas.

Aunque parezca obvio, tener una impresora de etiquetas (o una cuyo fin sea fabricar estos recursos) es importante para lograr un excelente trabajo y de calidad. Si quieres adentrarte en este campo y conocer más sobre estas impresoras, te recomendamos no perder de vista la información que tenemos para ti.

¿Qué son y para qué sirven las impresoras portátiles?

¿Qué es una impresora de etiquetas?

Como su nombre lo indica, es un tipo de impresora que ayuda a producir etiquetas previamente diseñadas y con un mismo propósito; desde el organizacional hasta el comercial.

La calidad será superior a la de cualquier otra impresora, ya que esta define los ajustes necesarios para que se obtenga un buen trabajo. El resultado, naturalmente, también depende de los materiales usados.

Cotiza tu impresora ahora mismo

Ventajas de una impresora de etiquetas

Una de las principales ventajas de las impresoras de etiquetas es que imprimen el trabajo sobre papel autoadhesivo, facilitando la aplicación de estas en el lugar, objeto o escenario en el que se desee.

A diferencia de otras impresoras no especializadas, una impresora de etiquetas dará ventaja al usuario de poder imprimir sus diseños de manera sencilla, bajo demanda, al instante y con la máxima calidad posible.

Lo anterior mencionado se puede traducir en una reducción de costos, mejora de producción y en el incremento de satisfacción de los clientes.

¿Cómo funcionan las impresoras de etiquetas?

La “magia” de las impresoras de etiquetas ocurre en su estructura y funcionamiento.

A diferencia de las impresoras comunes o convencionales, las que se encargan de fabricar etiquetas funcionan a partir de un sistema térmico que ayuda a crear una reacción sobre el papel autoadhesivo.

A priori, la lógica de funcionamiento de una impresora de etiquetas es similar a la de una normal. Sin embargo, dentro de su empleo, el papel también cumple una parte fundamental, ya que no se necesita tinta ni toner para imprimir la etiqueta, es el propio calor el que se encarga de plasmar el diseño de la etiqueta.

No obstante, hay algunas impresoras de etiquetas que suelen usar alguna tinta especial para el trabajo.

¿Qué tipos de impresoras de etiquetas existen?

Es importante conocer que, en un primer momento, también existen diversos tipos de etiquetadora o etiquetado. Esta labor varía en función del entorno laboral o personal donde se encuentre el usuario. En este sentido, podemos atender que existen los siguientes tipos de impresora:

  • Impresora de etiquetas industriales. Se encarga de imprimir grandes volúmenes de etiquetas para servicios industriales, logísticos y de transporte.
  • Impresora de escritorio. Ayuda a imprimir bajas cantidades de etiquetas. Es común en escenarios como oficinas y tiendas.
  • Impresoras portátiles. Se trata de un equipo móvil que puede trasladarse fácilmente. Generalmente crea impresiones más pequeñas y limitadas.
  • Impresoras específicas. Son todas aquellas impresoras que imprimen otro tipo de etiquetados; desde tickets hasta pulseras especiales para eventos.

Desventajas de las impresoras de etiquetas

Aunque las impresoras de etiquetas ofrecen una inversión rentable a largo plazo, su reparación suele ser bastante costosa cuando existe alguna imperfección.

De igual manera, cuando comienza a presentar fallos en su estructura, es muy probable que se dañen las etiquetas, pero no sólo unas cuantas, ya que se corre el riesgo de echar a perder unidades completas de estas.

Entre los principales contras de estas impresoras, es que en ocasiones pueden generar etiquetas borrosas o incompletas.

¿Cuánto cuesta una impresora de etiquetas?

El precio de una impresora de etiquetas va de los $3,500.00 hasta los $28,000.00 pesos mexicanos. Eventualmente, este precio varía del tipo de impresora, así como de sus características y funcionalidades.

Conclusión

Invertir en una impresora de etiquetas suele ser una acción totalmente rentable, sobre todo si se gasta demasiado presupuesto en la creación de estos materiales a través de otro intermediario.

Del mismo modo, se recomienda identificar y conocer las propias necesidades personales, empresariales o industriales para las cuales se necesita una impresora de etiquetas.

Cotiza tu impresora ahora mismo

1 comentario en “Ventajas de comprar una impresora de etiquetas”

  1. Pingback: Qué son las impresoras de códigos de barras - Innotrev

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio